Flash Godox AD200 con bombilla y bateria Li-Ion

Publicado el 5 mayo, 2017 | 3 Comentarios

Flash con batería Godox AD200 Nuevo flash de "bolsillo" de Godox, modelo Witstro AD200. Muy compacto y versátil pues permite utilizarlo como flash de mano con su lente fresnel delantero o bien quitarle este y colocarle una bombilla y trabajar con una luz de distribución a 180 grados como si fuese un flash de estudio. Este flash Godox AD200 es otro flash que se añade al sistema de radio X de Godox. Permitiendo poder controlarse, gracias a su receptor interno, vía radio por los disparadores dedicados Godox X1T, XT32 y XT16 (con receptor XTR16). Permite dispararse en modo TTL y sincronizar hasta 1/8000 de segundo en modo automático o Manual y tener hasta 500 disparos con una sola carga de batería (14.4V /2900mAh) Actualizado a Septiembre 2017. Todos los flashes Godox AD200 incorporan el nuevo firmware compatible con Olympus-Panasonic y Fuji por lo que podrás también usarlo con gran número de estas cámaras sin perder prestaciones. Primeras valoraciones del exterior del Godox AD200 Sus medidas de 168 x 75x 50 mm hace que se pueda guardar en el bolsillo de un pantalón. Con una carcasa compacta y robusta que solo pesa 560 gramos, sin la cabeza ni la batería incluidas parece una buena opción para llevar en la mochila sin ocupar mucho espacio. La carcasa del Godox AD200 además tiene aristas suaves, dos pestañas en un lateral dejan abrir y bloquear, por un lado el cabezal intercambiable y por otro lado la batería de litio de alta capacidad. En el centro dispone de una entrada para jack 3,5mm y conexión USB para conectarle un receptor XTR16. Por el lado contrario dispone del botón de encendido y puerto de entrada para actualización de firmware. Una entrada para tornillo de 1/4 para colocarlo sobre una rotula o trípode. Luz de modelado de LED, interesante! en un flash de este tamaño. Aunque no muy potente sí que puede ayudar a darnos una idea de por dónde va la luz. También nos parece interesante la opción de que la pant...

Flash Godox AD200 con bombilla y bateria Li-Ion

Cómo iluminar un fondo de estudio

Publicado el 4 abril, 2017 | 3 Comentarios

Cuando se toman fotografías de estudio, es posible controlar todos los elementos involucrados en la fotografía completamente, especialmente lo relacionado con la iluminación, ya que se pueden instalar sencillamente diversos tipos de equipos que permitan añadir la luz perfecta a la escena. Sin embargo, algo que muchos olvidan es la iluminación correcta de un fondo de estudio, ya que asumen que podrán ajustar los tonos, que no es necesario iluminar un fondo blanco porque siempre se verán blancos, o eliminar las sombras haciendo uso de herramientas de edición digital. Asumir estas y otras cosas en fotografía es un craso error, por lo que la mejor y más efectiva solución para conseguir que el fondo sea de un todo blanco brillante o que se separe correctamente del sujeto (en el caso de otros colores), es iluminando este correctamente. Opciones de iluminación para conseguir un fondo blanco Existen diferentes opciones que ayudan a conseguir un fondo completamente blanco. Una es utilizar equipos de iluminación especialmente para el fondo, bien sean flashes de estudio, flashes de mano o otro tipo de luces LED, fluorescentes, siempre que que se utilicen específicamente para iluminar el fondo siendo estas más potentes o dándoles más potencia que a las luces que iluminan al modelo principal. Usando esta opción, es fundamental contar con un fondo que sea completamente blanco. Una opción económica siempre muy recurrida es una sábana blanca de algodón que puedas colgarla en la pared o sobre algún tipo de anclaje o soporte para fondos dedicado. También puedes usar un fondo plegable. Estos están realizados con telas completamente lavables y son fáciles de transportar. Otra opción son las telas de algodón de 6x3 metros de algodón resistente perfectos para trabajar en exteriores o bien fondos de papel o vinilos de alta duración, entre otros materiales para trabajar en estudio. La segunda opción sería utilizar fondos que sean blancos tra...

Cómo iluminar un fondo de estudio

Cómo utilizar un reflector plegable 5 en 1

Publicado el 28 marzo, 2017 | 2 Comentarios

Uno de los grandes retos que enfrenta cualquier fotógrafo es el de conseguir la iluminación adecuada durante las sesiones fotográficas. Entre estos retos se encuentra el tener demasiada sombra en alguna parte de la fotografía, o que la dirección de la fuente de luz natural no es la adecuada, e, incluso, puede ser que no se cuenten con la suficiente cantidad de equipos de iluminación para cubrir los ángulos necesarios. En estos casos, se puede contar con un accesorio que es ligero, fácil de transportar y de mucha utilidad, y este es el reflector 5 en 1 plegable, que es un accesorio especialmente diseñado para que todos los fotógrafos tengan la oportunidad de aprovechar por completo cualquier fuente de luz. ¿Qué son los reflectores plegables? Los reflectores plegables 5 en 1 son uno de los accesorios fotográficos más utilizados y populares. Esto se debe a dos razones principales: son de extrema utilidad y son económicos. Un reflector es básicamente una superficie que puede reflejar la luz para dirigirla donde se necesite. Los reflectores pueden tener diversas formas geométricas. Los más comunes son los circulares, pero pueden encontrarse cuadrados, ovalados, triangulares y más. Estos accesorios permiten reflejar la luz o difuminarla para suavizarla, además que permite convertir una fuente de luz de pequeñas dimensiones en una mayor que de un resultado de iluminación más suave. Por lo general los modelos cinco en uno están fabricados con un armazón metálico flexible que define la forma y telas a modo de fundas. Estas pueden ser de color blanco, dorado, plateado o negro. La quinta opción, en el interior cosido al armazón metálico, se encuentra un difusor traslúcido blanco que puede utilizarse para difuminar la luz que pasa a través. Tipos de reflectores plegables Existe una gran variedad de reflectores plegables para fotografía disponibles en el mercado, por una parte, los hay de diversas dimensiones, desde los 60 cm de diám...

Cómo utilizar un reflector plegable 5 en 1

Qué es y cómo usar un pie de estudio

Publicado el 22 marzo, 2017 | 0 Comentarios

En la fotografía uno de los elementos clave para conseguir las mejores tomas es la iluminación, y aunque muchas veces se puede aprovechar la luz del sol o ambiental en las fotografías en exteriores, la intensidad o disponibilidad de la misma no puede controlarse completamente, y cuando se trata de fotografías de estudio la situación es mucho más seria aún, por ello os hablaremos en este post de los pie de estudio, para que sirven, como se utilizan y que opciones hay. Para poder controlar la cantidad de luz en una toma, especialmente dentro del estudio o en tomas nocturnas o con poca luz solar, se hace necesario contar con equipos de iluminación como los flashes, paraguas de fotografía y ventanas softbox, entre otros modificadores de luz, que permitan iluminar cualquier escena correctamente, pero para poder utilizarlos y dejarlos fijos en un lugar determinado, es necesario contar con un tipo especial de soporte llamado pie de estudio. A diferencia de un trípode, destinado a utilizarse con cámaras de fotografía, un pie de estudio tiene unas patas que no permiten posicionarse a diferentes ángulos o modificarse su altura, ni tampoco se les pueden colocar rótulas para cámaras de video o fotografía ni aguantar el mismo peso que un trípode convencional. Dicho esto los pies de estudio son uno de los accesorios imprescindibles que se deben tener en cualquier estudio de fotografía, ya que estos permiten poder sostener los diversos modificadores de luz que principalmente utilizaremos. ¿Qué son los pies de estudio? Los pies de estudio son soportes con tres patas y columna central extensible hechos, principalmente en aluminio. Sirven de base y/o punto de soporte para colocarles encima los flashes, rótulas, ventanas softbox, u otros tipos de accesorios y modificadores de iluminación. Pueden ser utilizados tanto dentro del estudio como en el exterior, por lo que son imprescindibles para cualquier fotógrafo. De ayuda en el estudio y también en ex...

Qué es y cómo usar un pie de estudio

Cómo conseguir iluminación de estudio fotográfico profesional con un solo flash

Publicado el 6 febrero, 2017 | 0 Comentarios

Si estás pensando en tener tu propio estudio fotográfico, esta idea no tiene por qué parecerte algo tremendamente lejano o difícil de lograr. Tener un sitio donde poder dar rienda suelta a tu imaginación y estilo, con todas las herramientas adecuadas y donde poder dejar que fluyan las ideas parece casi un sueño, pero con un flash, algunos accesorios y algo de espacio no tiene por que ser algo tan lejano. Muchos fotógrafos que están empezando creen que esto es caro e imposible de adquirir al principio, pero nada mas lejos de la realidad, aprende a continuación que te hace falta para tener tu estudio profesional con un solo flash de calidad y ayuda de unos reflectores. Para empezar debes saber que lo más fundamental de un estudio, a parte del espacio claro, es la iluminación. Ya sea para retratos, fotografía creativa o una sesión de modelos, unos tres focos y diferentes modificadores de luz entre otros accesorios de sujeción y anclaje son muy útiles. Sin embargo, el equipo realmente indispensable para iniciarte en la fotografía de estudio es comenzar con un solo flash, mejorar la técnica y control para ir posteriormente utilizando más de una cabeza de flash. A continuación, veremos qué tienen de particular los flashes de estudio y cómo se pueden utilizar para tener una iluminación apropiada para tus fotografías. Flashes de estudio Este es el equipo más importante de todo el estudio y probablemente el que más cuidado exigirá al decidirnos por uno u otro modelo. Los flashes de estudio se distinguen de un flash de mano en que son mucho más potentes, versátiles y reciclan más rápido, pero también difíciles de transportar, pesados y de mayor consumo energético. Elige tu modelo de flash de estudio siempre pensando en el tipo de fotografía que vas a realizar a medio plazo. Si dudas entre un modelo u otro siempre es mejor una cabeza de flash de buena calidad, potente (los más habituales suelen ser de 300 a 600 W) que no varias cabe...

Cómo conseguir iluminación de estudio fotográfico profesional con un solo flash