Cómo elegir un flash de mano

El flash de mano es un elemento realmente importante en el equipo de un fotógrafo, pero existe mucha controversia a la hora tanto de usarlo como de escoger un modelo para nuestra cámara.

Si eres un profesional en esto seguramente tendrás ya el tuyo y si eres un aficionado y no tienes un flash de mano seguro que entre tus próximas compras como fotógrafo está este conocido y práctico accesorio, indispensable para captar buenas imágenes a oscuras, pero no solo eso, sino que nos permite grandes juegos de luces e imágenes realmente originales si lo usamos con algo de creatividad y conocimiento. Sin duda uno de los mejores amigos y herramientas de un fotógrafo.

Como elegir un flash de mano

Independientemente de si buscas tu primer flash de mano o si estás detrás de uno secundario, existe una variedad enorme en el catálogo de cualquier tienda de fotografía, por ello puede resultar algo difícil encontrar el más adecuado para el uso que vayas a darle.

El modo de control, cabezal, número guía, velocidad de reciclaje y sincronización… Son todas variables importantes a la hora de elegir un flash, así que es mejor que sepas algo acerca de ellas para saber cómo elegir un flash de mano.

El modo de control del flash de mano

Del mismo modo que las cámaras suelen tener un modo de disparo manual y otro automático, los flashes suelen calificarse también en estos dos modos.

Los flashes automáticos, normalmente con función TTL van conectados a la cámara y mediante un exposímetro que le comunica al flash la potencia de luz necesaria para la fotografía en cuestión. Este sistema es bueno y cómodo, ya que podemos hacer buenas fotografías y con una iluminación correcta. Pero si queremos jugar con la luz en nuestras obras o tomar una foto con una iluminación distinta a la “estándar y correcta” no nos sirve y puede darnos problemas.

Flash de mano manual o automatico

Los flashes manuales por el contrario te permiten ajustar todos los valores de luz, desde la intensidad de esta, hasta el zoom o el tiempo de destello desde máxima potencia indicada como 1/1 hasta 1/128 de una duración de destello cortísima. Esto nos permite crear efectos realmente variados y fotografías realmente espectaculares, pero es un proceso lento y que no se consigue dominar a la ligera.


Godox  V1

Flash Godox V1 para todas marcas

Flash compacto automático TTL avanzado con nuevo diseño de cabeza redonda de mejor difusión de la luz y batería de litio. Dispone de anclajes magnéticos en el frontal del cabezal para uso con accesorios y modificadores de luz compatibles Godox AK-R1.


Este último método es recomendable siempre, dado que como fotógrafo debes ser algo más que el dedo que aprieta el obturador, así que aunque estés empezando y prefieras las cosas automáticas, opción totalmente respetable, es siempre mejor conseguir un flash que funcione de ambas formas para ir experimentando conforme vayas avanzando, la iluminación es una de las partes más importantes del arte de la fotografía y es bueno aprender a controlarla.

Estos modos no son excluyentes, es decir, un flash puede funcionar de ambas formas, lo cual es la mejor alternativa, pero existen algunos modelos que solo nos permiten uno de los dos sistemas, normalmente solo automático y esto puede ser una gran desventaja.

Disponible también la versión similar al V1, el modelo Westcott FJ 80IIM compatible con todas las cámaras, excepto Sony (FJ80II-S) que necesita un adaptador, y de forma inalámbrica incluido el sistema de radio RT para Canon. Batería de litio de gran capacidad, pantalla táctil, luz de modelado potente, y frontal magnético para acoplarle modificadores de luz.

¿Qué es el número guía de un flash?

El número guía es una medición de la potencia del flash. Esta se basa en la distancia entre el flash y el objeto que se fotografía y la apertura del diafragma que se use. Esto es especialmente útil a la hora de comparar flashes, si necesitamos un flash con una potencia muy grande, o, y esto es importante, si vamos a utilizar el flash para fotos más o menos lejanas.

Flash de mano

Para que puedas hacerte una idea, normalmente necesitarás un flash con número guía 30 para las fotos estándar, pero cuanto más alto en un principio mejor, salvo que queramos algo muy específico.

Este número, también sirve de forma directa para ver que flash es más potente. Es decir, si a la hora de elegir flashes de mano, dudamos entre dos, y uno tiene un número guía más grande que otro, no perdemos nada por tener mayor potencia, y puede que algún día lleguemos a necesitarla o llegue a venirnos bien. Podemos decir que mejor que nos sobre que no que nos falte potencia.

Es notable, que como explicaremos posteriormente, este número puede ser menos significativo al usar flashes con zoom, pero no quita para que sencillamente, un flash con mayor número guía sea más potente que otro con un número menor.

¿Qué es la velocidad de reciclaje?

Cuando se habla de la velocidad de reciclaje de un flash nos referimos al tiempo que tarda en recargarse el accesorio antes de volver a poder emitir un fogonazo a su máxima intensidad.

Básicamente si vas a tomar una foto única este número debería darte exactamente igual, pero como lo más probable es que quieras lanzar varios disparos, es mejor que consigas uno con una velocidad de reciclaje no demasiado alta.

Hay que tener en cuenta también, por si compras un flash y ves que tarda mucho en recargar, que esta cifra puede variar en algunos segundos dependiendo de la calidad y carga de las baterías, así que si ves que el flash empieza a tardar más entre destellos, quizás debas cambiar las pilas o bien pensar en utilizar un alimentador de baterías para flash que aumentarán notablemente el rendimiento del reciclado hasta en un segundo máxima potencia. Existen modelos de 6 pilas AA, de 8 pilas y de una sola batería de larga duración recargable. Con estos pack podrás no solo aumentar la velocidad de reciclaje, también podrás aumentar el número total de destellos a más del doble de lo que puedes conseguir con un solo juego de pilas AA profesionales de gran capacidad de carga.

baterías flash de mano
flash de mano recomendaciones

Velocidad de sincronización de un flash de mano:

Esta velocidad es la máxima a la que podemos disparar con nuestra cámara para que el flash ilumine durante todo el disparo ¿Cómo es esto? Muy fácil: a veces, cuando disparamos con una velocidad de obturación muy grande, como por ejemplo 1/400 o superior, el flash no ilumina el suficiente tiempo y nos encontramos con franjas negras en nuestra imagen. Esto es porque el flash no tiene una buena velocidad de sincronización con la cortinilla de la cámara.

Esta variable del flash marca la velocidad de obturación máxima a la que podemos disparar para que el funcione correctamente. Depende del tipo de fotografía que queramos, necesitaremos una velocidad de sincronización más o menos alta.

Existen de cualquier forma flashes automáticos y algunos manuales, como el Godox V850 y versión II, con la llamada “sincronización de flash de alta velocidad”, o HSS o FP entre otras nomenclaturas. Esto significa, que aunque la velocidad de sincronización del flash no sea lo suficientemente alta, puede emitir varios destellos de potencia más baja a gran velocidad, por lo que no notaríamos la diferencia, pero si perdida de potencia y alcance.

Si no tenemos claro el tipo de fotografía que queremos y preferimos cubrirnos las espaldas, este último tipo puede ser una buena elección, dado que aunque algo más caro, no perdemos nada.

El cabezal del flash:

Algo que también es de una gran importancia a la hora de elegir un flash es el cabezal que utilice. Si queremos sencillamente hacer retratos o fotografía muy básica esto no es demasiado importante, dado que siempre estaremos enfocando al centro y queramos el flash en ese lugar, pero en el momento en que necesitemos ir a una fotografía más compleja o alcanzar un nivel más profesional necesitaremos un cabezal móvil.

Esta cabeza móvil nos permitirá jugar con rebotes de luz e iluminaciones distintas a una clásica iluminación frontal, uno de los principales motivos para comprar un flash es este, así que si no pretendes hacer solo un tipo de fotografía muy concreto deberías dar mucha importancia a que el cabezal gire tanto en horizontal como en vertical.

flash de mano cabezal giratorio

Además el cabezal puede ser también “zoom”. Un cabezal con opción de zoom nos permite adaptar el ángulo de destello para dirigirlo y personalizar la luz a la distancia focal con la que trabajes.

Si vas a hacer una foto a una gran distancia convendría enfocar el haz de luz de forma más cerrada, sin embargo, con distancias más cortas es conveniente abrir más este haz de luz. No te preocupes, muchos de los flashes más modernos ya incorporan la función zoom automática que se ajusta a la posición del objetivo que estes utilizando.

Es notorio que en caso de usar el cabezal zoom, los valores de número guía pueden no ser tan representativos, por lo que siempre es importante tener un número guía algo más alto de lo que necesitemos.

Algunas razones para comenzar a utilizar un flash de mano

La conexión del flash con la cámara:

Probablemente estarás acostumbrado a ver el flash conectado a la cámara colocado sobre ella. Esto es normal, pues todos los flashes suelen tener un conector para esto y es el método más común, pero dependiendo de para qué tipo de fotografía lo usemos, puede ser interesante tener algún tipo de conexión alternativo, bien por cable o utilizando un disparador remoto.

Antes que nada, es importante mencionar que algunos sistemas de conexión no son compatibles con todas las cámaras, así que merece la pena comprobar en la nuestra si tenemos compatibilidad con el flash que buscamos adquirir, pues cada marca suele hacer flashes dedicados

Los tipos de conexión alternativos normalmente son:

Conexión Wireless directa a la cámara, disponible en las más modernas y el mejor sistema en un principio, permitiendo modo manual y automático y con una buena distancia y comodidad, aunque normalmente bastante más caro. Si tenemos los PW TT1, TT5, FJ-X3M, y las versiones más económicas como los YN622 combinados con los YN622TX, los Godox X2T, Xpro y XproII para multiples marcas de cámaras.

Conexión a la cámara mediante un cable: Funciona como el anterior pero debemos tender un cable, lo cual, a parte de limitar nuestra distancia de actuación, aunque el cable medio es adecuado para casi cualquier disparo, resulta algo más incómodo por tener que estar ocultando el cable en según qué ángulos.

Conexión con sensor esclavo: utiliza un sensor que detecta el destello de otro flash y en el mismo instante dispara el flash al que esta unido. Un sistema más económico que utilizar los disparadores de radio.

La marca del flash y la marca de tu cámara, ¿deben ser la misma?:

Te habrás fijado en que la marca de tu cámara también fabrica flashes. ¿necesitas un flash de tu propia marca para poder usarlo bien con tu cámara? La respuesta es: no, pero no viene mal.

Zapata de flash de mano

Normalmente cada cámara y flash especifican sus compatibilidades y lo más probable es que tu cámara sea compatible con muchos de los flashes del mercado. Pero hay que decir, que los flashes de la misma marca pueden funcionar mejor, ahorrarte problemas e incluso tener mejores componentes y calidad de material de construcción.

En general no es algo que deba preocuparte, pero si tienes que elegir entre un flash de la misma marca de tu cámara y otro de una marca distinta y no sabes cual elegir: no lo dudes, pues es algo a tener en cuenta a la hora de elegir un flash de mano.

Los mejores consejos para elegir un flash de mano en general:

Como has podido comprobar los flashes son algo más que un accesorio para emitir una luz fija, sino que tiene varios factores a tener en cuenta antes de comprar uno a la ligera.

Es realmente importante que compruebes la compatibilidad entre el flash que te gusta y tu cámara, y por compatibilidad también debes mirar la velocidad de obturación a la que suelas disparar y la velocidad de sincronización del flash y por último, si quieres usarlo en modo automático, que sea directamente compatible con tu modelo de cámara.

Uno de los primeros puntos a incluir en cualquier compra de flash es también la rotación en ambos ejes del cabezal y que este tenga opción de zoom. Puede que si solo estás empezando en la fotografía ahora no te haga falta, pero no suele aumentar mucho el precio y en cuanto comiences a hacer fotos algo más complejas puedes tener por seguro que lo agradecerás.

Que el flash permita modo manual, de nuevo es algo que puede parecerte poco útil si estás empezando, pero que cualquier fotógrafo profesional o que lleve algún tiempo en el arte te podrá decir que es una función de gran valor. Puedes empezar con flashes manuales sencillos pero efectivos como los Yongnuo YN 560IV o bien con los Godox V850III con baterias de litio o los Godox TT600 con pilas AA y posibilidad de hacerlos sincronizar en alta velocidad.

No pierdas tampoco de vista el precio. Si eres un aficionado no necesitas un flash con número guía de 58 y quizá estés pagando potencia que no vas a llegar a utilizar con tu cámara.

Que puedas transportarlo en tu bolsa: Esto puede parecer una tontería pero quizás compras un flash muy grande con ánimo de hacer unas fotos impresionantes y al darte cuenta de que no cabe en una pequeña funda acabas casi sin sacarlo de casa.

Recomendamos como separar el flash de mano de la cámara.

Con todo esto ya deberías tener bien claro qué flash comprar sin temor a equivocarte. Y si todavía tienes dudas ponte en contacto con nosotros para responder a todas tus dudas.
Escríbenos a hola@foto321.com (Sin espacios)

Todos los derechos reservados. Foto321.com