Para cualquier fotógrafo que se precie, amateur o profesional, el cuidado de su equipo es una prioridad realmente importante. Desde el correcto montaje y desmontaje hasta la limpieza y pasando por el motivo de este artículo: el transporte y la mochila fotográfica.

¿Por qué es necesaria una mochila fotográfica?

Quizás si estas empezando en esto pienses que una mochila de fotografía solo para el equipo no es necesaria, al fin y al cabo puedes llevar la cámara en una bolsa, en la mano… pero hay dos motivos fundamentales para conseguirse un transporte especializado para este tipo de equipo.

El primero es la protección. El material de fotografía es, en su gran mayoría, tremendamente delicado y no precisamente barato, y cualquier golpe o movimiento brusco podría dañarlo de forma leve o incluso irreparable. Si se transporta de forma inadecuada es muy probable que esto ocurra, y es lo último que quiere un fotógrafo. Una mochila fotográfica de este tipo está especialmente pensada para evitar este tipo de incidentes, con acolchado especial y cámaras de protección para los accesorios nos aseguran que nuestro equipo irá siempre seguro y defendido de cualquier golpe, caída o roce que pueda ocurrir por accidente.

El segundo motivo es la cantidad de accesorios. Conforme vas entrando en el mundo de la fotografía cada vez vas necesitando más objetivos, quizá más de un flash, incluso más de una cámara y esto sin contar con accesorios como trípodes, reflectores o medidores. Al final, cualquier fotógrafo profesional suele tener una cantidad de material para fotografía bastante grande y aunque a veces no es necesario llevarlo todo, siempre es un incordio encontrar un sitio en la maleta del avión (nada recomendable) o la mochila para el viaje para todo esto. Con una buena mochila fotográfica es mucho más sencillo transportar todo este material de un sitio a otro de forma rápida y sobre todo, cómoda.

¿Qué es una mochila fotográfica?

Quizás eres aficionado a la fotografía pero nunca habías oído hablar de estas mochilas. Bien, una mochila fotográfica es un accesorio indispensable para cualquier fotógrafo pues se encargan de proteger el equipo y transportarlo cómodamente mientras nos movemos buscando el mejor escenario para este arte. Existen infinidad de formatos para proteger el equipo, y también los bolsos y maletas de viaje, pasando por bandoleras o incluso maletas con ruedas, todas ellas se caracterizan por dar prioridad a la protección del material fotográfico con acolchados y protectores que amortiguan bastante bien los golpes.

Son importantes y apreciadas por cualquier fotógrafo porque permiten mucho movimiento y aportan la tranquilidad de saber que el material de trabajo está seguro, gracias a que están específicamente pensadas para protegerlo. Además una mochila fotográfica suele ser discreta, si se comparan con mochilas del día a día. Ciertos modelos ni siquiera parecen ser mochilas de fotografía, evitando las miradas indiscretas de los amigos de lo ajeno.

Manfrotto mochila fotografica Hiker 30L

Algunas como las Lowepro Photo Hatchback BP 150 AW II y o la Hiker 30L de Manfrotto son ejemplos de mochilas que pasan desapercibidas.

Mochila Lowepro Photo Hatchback BP 150 AW II

¿Qué características debe tener una buena mochila fotográfica para nuestro equipo?

A la hora de ir a comprar nuestro transporte para fotografía la cantidad de modelos, estilos y tipos de producto puede intimidar un poco, pero aquí tienes una pequeña guía sobre cómo elegir una buena mochila fotográfica.

Debe tener espacio suficiente tu mochila fotográfica

Lo primero y más importante es que tenga espacio para todo lo que queremos transportar, esto puede parecer algo tonto, pero no es raro ver fotógrafos que tienen que llevar varias mochilas, lo cual es incómodo, o los que llevan una enorme, pesada y cara mochila para solo una cámara y un par de objetivos. Es buena idea ser previsor y si tenemos pensado añadir accesorios a nuestro equipo en un futuro comprar una mochila algo más grande que la justa, pero no nos servirá de mucho una gran maleta para equipo completo si solo usamos un flash y una cámara que caben en un sencillo y cómodo bolso de fotógrafo, así que es realmente importante ser consciente de que material vamos a transportar y adecuarnos a eso lo más que podamos.

Para cualquier fotógrafo que se precie, amateur o profesional, el cuidado de su equipo es una prioridad realmente importante. Desde el correcto montaje y desmontaje hasta la limpieza y pasando por el motivo de este artículo: el transporte de equipo fotográfico.

Algunas como las Lowepro Photo Hatchback BP 150 AW II y o la Gitzo Adventury 30L de Gitzo son ejemplos de mochilas que pasan desapercibidas.

Mochila Gitzo Adventury 30L

¿Qué características debe tener una buena mochila para nuestro equipo?

A la hora de ir a comprar nuestro transporte para fotografía la cantidad de modelos, estilos y tipos de producto puede intimidar un poco, pero aquí tienes una pequeña guía sobre cómo elegir una buena mochila fotográfica.

Debe tener espacio suficiente tu mochila fotográfica

Lo primero y más importante es que tenga espacio para todo lo que queremos transportar, esto puede parecer algo tonto, pero no es raro ver fotógrafos que tienen que llevar varias mochilas, lo cual es incómodo, o los que llevan una enorme, pesada y cara mochila para solo una cámara y un par de objetivos. Es buena idea ser previsor y si tenemos pensado añadir accesorios a nuestro equipo en un futuro comprar una mochila algo más grande que la justa, pero no nos servirá de mucho una gran maleta para equipo completo si solo usamos un flash y una cámara que caben en un sencillo y cómodo bolso de fotógrafo, así que es realmente importante ser consciente de que material vamos a transportar y adecuarnos a eso lo más que podamos.

Mochila fotografica

Protección

También es importante comprobar que la mochila fotográfica tenga la protección necesaria. Como hemos mencionado antes, todas las mochilas fotográficas están diseñadas para proteger a fondo nuestro equipo, así que si sales a hacer fotografías de “forma normal” estarás protegido, pero si haces fotografía algo más extrema, en climas muy hostiles (nieve, lluvia intensa…) o incluso compaginas la fotografía con hobbies como la escalada o la navegación, puede que necesites una con protección adicional.

Esta puede venir en forma de aislante contra el agua, refuerzos adicionales o sencillos “chubasqueros” para la mochila incorporados en esta. Es importante por tanto que sepamos si vamos a hacer fotografías en entornos anormalmente hostiles, para adquirir una mochila algo más cara, pero que nos brinde la protección máxima que necesitaremos.

Algunos ejemplos de mochila fotográfica de algunas marcas reconocidas:

 

Mochila fotográfica RedBee 310 de Manfrotto

 

  Mochila Lowepro Pro Runner BP 350 AW II para aventureros y montañeros

Mochila Lowepro Pro Runner BP 350 AW II

Mochila fotográfica que sea cómoda

Por último, la comodidad de la mochila tampoco es asunto sin importancia. Es necesario que una vez colocada a la espalda, con sus correas bien ajustadas se acomode bien al contorno dejando espacio para que pueda circular el aire y que además no tenga muchos movimientos o se balancee mucho. Si no es cómoda cuando te la pruebes, no te la imagines cargada con más peso así que prueba otro modelo.

Existen mochilas con ruedas, mochilas de espalda e incluso maletas con correas y aunque esto es un tema más personal, si que conviene pensar bien que transporte preferimos. Si tenemos un gran equipo y solemos movernos por ciudad, quizás una maleta con ruedas sea una gran opción, pero si solemos movernos por entornos más abruptos siempre será mejor una mochila a la espalda. Es un tema bastante subjetivo, pues cada uno prefiere un tipo de transporte distinto, pero siempre es importante prestarle atención. Ten presente donde vas a realizar la mayoria de tus trabajos para tener una idea más clara del tipo de mochila que buscas.

Mochila fotográfica Vanguard Theralder 51T:

Mochila Trolley Vanguard Theralder 51T

Mochila Lowepro Pro Runner RL x450 AW II:

Mochila fotografica Pro Runner RL x450 AW II

¿Qué accesorios es necesario llevar siempre a mano?

Cuando nos planteamos comprar una buena mochila fotográfica, es normal pensar en que partes de nuestro equipo va a ser necesario transportar. Bien, esto depende del tipo de fotografía que hagas, si es solo un hobby, puede que con la cámara, un par de objetivos y el flash estés listo para salir, pero si eres un profesional quizás tengas que llevar mucho más material.

En términos generales es importante llevar siempre: la cámara, por supuesto, no hace falta decir más acerca de esto. Al menos dos objetivos (y si los tenemos, 3) para distancias medias, largas y a ser posible un objetivo macro para elementos cercanos. También es siempre conveniente llevar un flash de mano por si trabajamos con mala iluminación y por último un trípode, aunque sea uno sencillo y desmontable, por si necesitamos fotos estáticas, entre otros accesorios como pilas, tarjetas de memoria, cables de sincronización, entre alguna prenda de ropa por si tenemos que abrigarnos.

A parte de esto, si nos dedicamos a una fotografía más profesional o a hacer sets de fotos, un flash potente autónomo o más flashes, más objetivos, un reflector o dos, algún pie de estudio pueden ser también una gran idea, entre otros.

Marcas especializadas en mochilas de fotografía

Si estás buscando una marca que te garantice calidad antes de comprar tu equipo de transporte, existen algunas que ya se han hecho un nombre en este tipo de accesorios, las principales son: Lowepro, Vanguard, Manfrotto, Tamrac, entre otras.

Manfrotto es una marca con un gran recorrido en el sector que produce mochilas con un gran diseño, sencillo, robusto pero elegante, que no desentonaría en una reunión de trabajo o un meeting, ideales para fotógrafos profesionales que trabajen en entornos de negocios. Sin detrimento de una excelente protección para nuestro equipo fotográfico con funda externa para la lluvia y nieve en casi todos sus modelos.

Wandrd. Es una de las marcas de referencia para fotógrafos por su calidad de construcción y materiales de primera calidad para los más exigentes. Mochilas y bolsas profesionales Wandrd: para un transporte flexible y seguro de equipos profesionales

Vanguard fabrica diversos modelos de gran calidad y con un precio ajustado, es la marca preferida por los aficionados, que encuentran una forma cómoda y sobre todo segura, de transportar su equipo sin tener que invertir una gran cantidad en extras que no necesitan. Una gran elección si estás empezando pero quieres un equipo de calidad que vaya a durarte muchos años.

Lowepro, por último, es la marca preferida por los fotógrafos de acción, entornos salvajes y especializados, creada hace más de 40 años por un fotógrafo extremo, la marca está especializada en fabricar productos que protejan tu equipo incluso de las condiciones más adversas. Protección adicional, impermeabilidad a agua y nieve o tejidos y cremalleras resistentes incluso a la arena del desierto son características que puedes encontrar en la marca, ideal si eres un fotógrafo atrevido y al que le gusta trabajar en exteriores en condiciones desfavorables.

Nunca sobrecargar la mochila

Una mención especial merece una advertencia sobre algo que algunos fotógrafos hacen y es contraproducente: sobrecargar la mochila. Aunque tengas una buena mochila fotográfica, su capacidad es la que tiene y no más, esto puede parecernos una tontería, pero en muchas ocasiones, necesitamos llevar un accesorio con nosotros que es nuevo o no planeábamos sacar lejos de casa y nos encontramos con que forzando un poco el acolchado de la mochila puede caber junto con nuestro equipo actual.

Esto es una pésima idea, ya que forzar el acolchado, aunque no dañe directamente nuestro equipo, anula casi toda la protección de la mochila y aunque parezca que todo va con un buen espacio y probablemente así sea, es mucho más vulnerable a cualquier golpe o accidente, algo importante y a tener en cuenta.

Conclusión

En definitiva, para cualquier fotógrafo, es muy importante saber cómo elegir una buena mochila fotográfica, vayas lejos o cerca a captar tus fotografías siempre puedes tener un descuido y el material fotográfico es de gran importancia. Elige un buen equipo para protegerlo, teniendo en cuenta que es lo que vas a tener que transportar y a donde y puedes quedarte tranquilo y viajar seguro, que con un material como es el fotográfico, es un valor que no tiene precio.

Comentarios (2)

Comentarios are closed.