Iluminación continua Vs Flash

A continuación publicamos un tutorial escrito por el fotógrafo Felipe Passolas donde compara luz continua versus luz de flash.

Los textos y fotografías que se muestran a continuación son propiedad de Felipe a quien pertenece el copyright.

Ventajas de la iluminación continua:

Una de las ventajas de la iluminación continua es que la podemos utilizar tanto para video como para fotografía.

Normalmente cuando trabajamos con luz continua nos despistamos, porque trabajamos de una forma diferente que cuando trabajamos con flash; no tenemos velocidad de sincronización, lo que vemos es lo que hay. En algunos casos es una ventaja, pero puede llevarnos a confiar y despistarnos respecto a las distancias.

Los resultados pueden cambiar mucho en función de la distancia cuando trabajéis con luz continua. Cuanto más cerca este de la luz nuestro modelo más sobre expuesto estará y lo contrario ocurrirá cuando alejamos la fuente de luz, por este motivo utilizar un trípode o stand para colocar nuestra luz continua puede ser una buena solución para establecer referencias durante la sesión.

En estas distancias tendremos que tener en cuenta que en función de donde situemos la cámara también tendremos un resultado u otro.

Las antorchas de luz que solemos utilizar en las cámaras son útiles para eventos y si os contratan para realizar video y fotografía en el mismo lugar es ventajoso utilizar luz continua por dos motivos, no molestaremos tanto con el flash y no tendremos que ajustar tan drásticamente la configuración de nuestra cámara de video a fotografía.

Dentro de la luz continua podemos utilizar focos incandescentes de toda la vida o bien los de tipo LED. Los focos por incandescencia son más calurosos y consumen más energía, mientras que los segundos suelen ser más caros, pero a la larga compensan porque no dan calor y consumen menos y podemos grabar una sesión hasta con una sola batería.

La ventaja de usar focos de luz continua es ver de antemano como va a caer la luz para ver sombras o texturas antes de realizar la fotografía, como todos ya sabéis esta es la función de la luz de modelado de las cabezas de flash tradicionales.

Ventajas del flash para fotografía

Para el tema de retratos la luz continua nos complica un poco la vida porque debido al calor podemos tener problemas con el maquillaje y que nuestro modelo se agobie o no trabaje cómodo, sobre todo en verano.

Se le asocia tradicionalmente a la fotografía de flash frente a la luz continua más potencia y movilidad, pero como siempre la tecnología avanza y los equipos leds son cada día más potentes y fáciles de mover.

Si utilizamos luz continua que no sea suficientemente potente tendremos que utilizar velocidades de obturación excesivamente lentas y aperturas de diafragma grandes que no tienen por qué ser las más adecuadas para nuestro retrato.

El mundo del LED ha venido a solucionar muchos de estos problemas, sobre todo el de la temperatura de trabajo, os podréis imaginar los inconvenientes de usar fuentes de luz calurosas cuando fotografiamos alimentos o como en el ejemplo anterior con una modelo con maquillaje en verano.

Un inconveniente adicional que se ha ido solucionando, con los nuevos LED es el índice de rendimiento de color también llamado CRI. Pues cuanto más alto es este valor menos dominantes de color producirá el LED utilizado.

Un valor entorno a los 93-95% o superior os dará mejores resultados que otros con menor CRI en la reproducción de colores, y sobre todo a la hora mezclar luces diferentes (incandescentes, fluorescentes, LED, luz día, etc.).

Así que como podéis ver a pesar de las ventajas que nos pueda ofrecer la luz continua hoy en día los flashes siguen siendo los reyes dentro de los estudios de fotografía. Todos los flashes de estudio tienen una serie de mandos característicos; botón de encendido, botón de test, esclavo (nuestro flash se disparar por simpatía al recibir el destello de otro flash) y regulación de potencia.

Tendremos que conectar nuestro flash a la cámara a través de un cable de sincro o un sistema de disparo por radio o por infrarrojos. Obviamente la movilidad que nos dan los sistemas de radio o infrarrojos nos permiten más libertad a la hora de trabajar en el estudio.

Cuando busquéis comprar un tipo de luz pensar en qué tipo de modificadores de luz podéis ponerles o cuales no, porque suelen ser accesorios interesantes para poder utilizar en tu estudio.

Cuales son más potentes flash o luz continua?

A parte de la potencia, que suele ser superior la de los flashes de estudio es importante destacar que con ellos tendremos la posibilidad de congelar el movimiento cosa que con la luz continua es más difícil.

Para trabajar con esta situación como hemos comentado en el caso del retrato necesitaremos más luz y una velocidad de obturación más lenta complicándonos la existencia a la hora de congelar el movimiento (necesitamos velocidades de obturación altas), para cierto tipo de fotografía como movimiento con modelos o fotografía de producto por ejemplo líquidos el flash nos hará la vida más fácil.

Normalmente los flashes suelen ser más caros que los focos incandescentes, no tanto comparados con los LED de nueva generación, pero los flashes tienen más modificadores de luz y herramientas.

La temperatura de color de un flash esta sobre los 5200º 5500º K y la de un fuente de luz continua sobre los 3200º K, pero los LED ya nos dan un tono más frio, cercano a los 5500ºK y de temperatura constante, más útil sabiendo el CRI de antemano.

Vamos a necesitar menos aire acondicionado con flashes o calefacción dependiendo de qué tipo de sesión o producto. Calefacción o aire en vuestro estudio significa una factura de la luz más elevada y por último con flashes necesitaréis un disparador a distancia, herramienta que no necesitareis para los focos.

Abordando un poco más el ámbito del video, si eres fotógrafo y estas saltando al mundo del video o tienes un canal de youtube como yo, trabajando con luces continuas podrás matar dos pájaros de un tiro ya que luz continua será lo que necesitaras para darle a tus video tutoriales una apariencia más profesional como en los ejemplos que os adjunto.

Como veis con la luz constante lo que ves es lo que consigues y con el flash no es así. Los dos mundos tienen ventajas e inconvenientes lo importante es conocer ambos tipos de fuentes de luz y utilizarlas según la necesidad de la ocasión.

Si necesitas más información sobre la utilización del flash y o si es más conveniente usar luz continua para tus sesiones ponte en contacto con la tienda de fotografía Foto321.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *