¿Cómo funciona un objetivo macro?

23 febrero, 2022 | 0 Comentarios

macro-fotografia-objetivos
Macrofotografía
moneda-macro
macro-fotografia
3x-anillos-meike-af-canon

El objetivo macro es un tipo de objetivo diseñado específicamente para la macrofotografía y debido a las necesidades de este tipo de fotografía debemos fijarnos en sus características dependiendo del uso que le vamos a dar.

Hoy vamos a descubrir los aspectos más importantes de este tipo de objetivos fotográficos:

fotografía macro

¿Qué es la macrofotografía?

La fotografía macro es un género de fotografía donde los objetos pequeños son grandes ya que ese es el significado de «macro»: «grande». Esto quiere decir que cualquier detalle: un botón, un pétalo de una flor o un insecto aparece en la fotografía más grande de lo que en realidad es al natural.

Así, la grandeza de la fotografía macro es acercarnos el mundo de las cosas pequeñas y acortar distancias en cuanto a su tamaño. Descubrir la belleza y el encanto de las cosas pequeñas.

En realidad, hay que pensar que son pequeñas porque estamos midiéndolas con respecto a nosotros, al ser humano y a nuestro ojo. Sin embargo, hay todo un mundo, un mini-mundo que está fuera de nuestro alcance en el que según se mire, nosotros somos gigantes.

La macrofotografía nos muestra los detalles pequeños que nuestro ojo no alcanza a ver. Como imaginarás entre los científicos, este tipo de fotografía tiene mucho éxito ya que permite observar aspectos de los animales, plantas y todo tipo de seres vivos y estudiarlos con más detalle.

¿Cómo empezar a hacer fotografía macro?

Muchas cámaras incluyen la fotografía macro en sus opciones. Suelen indicarlo con un icono de una flor. Sin embargo, esto no se puede considerar 100% fotografía macro. Para lograr realizar fotografías macro necesitas un objetivo.

Muchos se preguntan qué tipo de cámara es necesario para realizar este tipo de fotografía. En realidad, cualquiera puede servir ya que lo importante, más que el cuerpo, es el objetivo.

¿Qué es un objetivo macro?

Un objetivo macro se distingue del resto de objetivos por dos de sus características: están diseñados para ofrecer una distancia mínima de enfoque para poder hacer fotografías muy cerca del objeto o sujeto fotografiado.

Esto es debido a que el tamaño habitual del objeto protagonista es muy pequeño. Esta es la segunda característica: lograr que el objeto a fotografiar se capte en el objetivo a tamaño natural, 1:1.

La distancia focal es la clave en los objetivos macro, por eso, dependiendo de su distancia focal podemos distinguir varios tipos de objetivos que están muy relacionados con el uso que vayas a hacer de ellos y el tipo de macrofotografía que realices:

Lentes Macro de Focal Corta: Son lentes de entre 30 y 50mm

Hablamos de objetivos macro de distancia focal corta cuando trabajamos con objetivos de 30mm hasta 50mm más o menos. Son los objetivos que nos permiten acercarnos más al sujeto o al objeto que vamos a fotografiar.

Para localizarlos debes elegir siempre los que tengan números en mm más pequeños (esto es la distancia focal)

Esto puede ser una ventaja si quieres y puedes acercarte mucho a los objetos a fotografiar y una desventaja en caso contrario. Son objetivos macro perfectos para monedas, joyas, y todo tipo de objetos a fotografiar, especialmente los objetos que no se mueven.

Si quieres fotografiar insectos, especialmente los más ágiles, será todo un reto con estos objetivos macro, mejor utilizar un objetivo con una distancia focal mayor.

Otra ventaja es que a menos distancia focal, mayor será la profundidad de campo, por lo que si buscas un enfoque nítido de todo el objeto, este es el tipo de objetivo macro que necesitas.

Una de las desventajas al tener que acercarte mucho es que a veces la cámara puede obstaculizar la llegada de la luz desde el foco o la fuente de luz que estés utilizando. Para eso tendrás que utilizas anillos de luz u otros recursos que te permitan iluminar el objeto.

Los anillos de luces LED como el Godox Ring 72 te permitirán iluminar convirtiendo tu objetivo macro en un aliado en lugar de un problema.

Así podrás acercarte lo suficiente al objeto como para obtener una imagen a tamaño real con una relación 1:1

Objetivos Macro Focal Media o estándar: Son lentes de entre 60 y 105 mm

Los objetivos que van entre los 50-60mm y los 100-105 mm son los más habituales en macrofotografía.

Son los más accesibles si hablamos de su precio y también los más versátiles ya que ofrecen un término medio en cuanto a distancia focal.

Al ser más versátiles, permiten realizar todo tipo de fotografías macro y puedes darles un uso mucho más versátil.

Este tipo de objetivos te permiten lograr fotografías a tamaño natural, de pequeños objetos y de pequeños animales, sin tener que estar tan cerca.

Por eso son perfectos para objetos, copos de nieve, pompas de jabón, texturas, etc. Y también para hojas y flores en las que el viento puede hacer que se muevan ligeramente sobre todo si estás fotografiando en exteriores y también insectos y otros animales pequeños como los caracoles que se mueven, pero no son muy rápidos.

macrofotografía arañas

Los que tienen una distancia focal más amplia, a partir de 100mm son perfectos para fotografiar sobre todo insectos y otros sujetos en movimiento.

Los objetivos que van de 100mmm a 200mm son mucho más caros, pero también te permiten fotografiar todo tipo de animales sin acercarte demasiado a ellos.

De esta forma no interrumpes su actividad o la modificas y puedes lograr escenas muy interesantes, especialmente si están en movimiento.

Teleobjetivos Macro de 150mm a 200 mm

A partir de 100mm hablamos de teleobjetivos macro. Estos son los teleobjetivos con los que podemos conseguir detalles increíbles casi a nivel microscópico: plumas, pelos, los ojos de los insectos y texturas fascinantes que de otra forma sería imposible de captar.

Además, estos teleobjetivos nos permiten tener tanto la relación de aspecto 1:1 como la distancia necesaria para no molestar a los insectos a fotografiar, ni perjudicar la escena bloqueando la iluminación.

Como te puedes imaginar, estos objetivos que parecen tenerlo todo son los más caros y necesitarás elevar tu presupuesto para trabajar con ellos.

Estos objetivos son los favoritos de los fotógrafos especializados en macrofotografía de naturaleza. Fotografía en exteriores, en el campo donde es importante mantenerse alejados de los animales, sin invadir su espacio vital para permitir que se muevan e interactúen con la mayor normalidad posible.

Funcionamiento objetivo macro

Para trabajar con un objetivo macro, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes:

Es mejor trabajar en manual ya que el enfoque es uno de los puntos fundamentales a la hora de hacer una fotografía. Como la profundidad de campo es muy reducida es importante decidir qué parte es la que vas a enfocar y a la que vas a dar protagonismo a la hora de encuadrar y definir tu fotografía.

Por eso, es más práctico trabajar con un enfoque en manual cuando utilizas un objetivo macro.

El trípode es otro elemento fundamental. Un compañero indispensable en todo tipo de fotografía macro. No necesitas que sea alto, pero es indispensable su uso.

La apertura de diafragma junto con la sensibilidad ISO es otro de los parámetros que debes tener en cuenta ya que afectan a la nitidez y la profundidad de campo y, por otro lado, como hemos comentado a veces es difícil conseguir iluminación extra si no contamos con un anillo de luz.

Uso de los objetivos macro

Ahora que ya sabes cómo funciona un objetivo macro, podrás utilizarlo en un sinfín de usos. La macrofotografía no solo abarca flores, insectos y pequeños animales. A veces es muy interesante descubrir partes de otros animales y disfrutarlas con todo detalle como los ojos o las plumas de un pavo real.

Por otra parte, hay muchísimos otros objetos en la naturaleza y en la vida cotidiana susceptibles de formar parte de la macro fotografía como son las gotas de agua, los copos de nieve, hongos, musgo, arena, telas de araña, texturas como los troncos de árboles y también frutos y semillas en su interior junto a todo tipo de objetos cotidianos, desde los creados expresamente como pompas de jabón a otros como tejidos, joyas, monedas y un largo etc.

Alternativas a un objetivo macro

Si no cuentas aún con un objetivo macro, puedes comenzar con una de estas opciones:

Tubos de extensión para macrofotografía

Los tubos de extensión ayudan a disminuir la distancia de enfoque del propio objetivo al aumentar la distancia entre el objeto y el plano focal y a aumentar los objetos fotografiados. Como ves, tampoco es exactamente una macrofotografía pero ayuda a aumentar el tamaño del objeto en el sensor.

Entre las desventajas encontramos la pérdida de luz, de profundidad de campo y la incapacidad de enfocar al infinito. Aun así es una de las opciones más económicas a la hora de comenzar con fotografía macro.

Cuanto mayor sea la distancia focal del objetivo al que le conectes los tubos y cuantos más tubos combines, mayor acercamiento se logra. Además, también puedes aplicarlos a un objetivo macro logrando aumentos espectaculares.

Tubo de extensión para macrofotografía

Como puedes ver hay opciones que permiten jugar con varios, combinarlos o utilizarlos a la vez como estos de Meike para Canon o para Nikon.

Anillos de extensión para fotografía macro

Los anillos de extensión permiten transforma cualquier objetivo en macro. Son especialmente prácticos en objetivos de distancias focales cortas. El inconveniente en este caso es la pérdida de nitidez.

Esperamos haber aclarado algunas dudas sobre fotografía macro y sus objetivos. Si quieres aprender diferentes técnicas de macro fotografía, descubre estos trucos para mejorar tus fotos

fotografía macro flor

Si te ha gustado comparte:

Categorias:

Etiquetas:

Artículos relacionados

Escrito por Nuria

Nuria

Se el primero en comentar

Escribe tu comentario

Tu correo electrónico jamás será publicado. Puedes leer nuestra política de privacidad si quieres conocer el tratamiento que daremos a tus datos personales.