Crear retratos interesantes es fácil incluso si solo dispones de uno o dos flashes. Lo importante es saber qué material necesitas y cómo coordinar los dos flashes para que de una forma sencilla y sin grandes equipos puedas realizar retratos profesionales.

Por eso, hoy vamos a ver cómo se pueden crear estos retratos paso a paso.

Lo primero que necesitas es tener un buen equipo.

¿Qué necesito para la fotografía de retrato con un solo flash?

Para realizar fotografías con un solo flash, no hay que invertir en grandes equipos, pero sí escoger flashes que puedan ofrecernos calidad y seguridad. Nuestra recomendación: el flash universal Westcott FJ80II con pantalla táctil. Este tipo de flash tiene una potencia de 80W y 9 pasos. Además, destaca por ofrecer una velocidad de reciclaje desde 0.05 1.5 segundos. Puede realizar destellos en ráfaga de hasta 20 fps dependiendo de la cámara que utilices.

Cada vez que cargues la batería podrás hacer nada menos que 500 disparos a plena potencia.  Nos gusta este flash porque además de todas sus ventajas, puedes utilizarlo con todas estas cámaras: Canon, Nikon, Fuji, Sony, Olympus y Panasonic. También puedes utilizarlo con otras cámaras como Pentax.

Además es importante contar con un softbox para suavizar la luz.

Flash Westcott FJ 80 IIM pantalla táctil

Otros elementos que probablemente necesites sean:

Un reflector para compensar la luz dependiendo del tipo de retrato que quieras hacer y de dónde vas a colocar el flash.

Un fondo neutro. Puede ser un fondo natural (una pared, por ejemplo) o un fondo de estudio.

Colocando el flash en la cámara, tendrás una luz frontal.

Si le das movilidad y lo colocas en un lateral, te quedará el otro perfil del sujeto más oscuro.

Esto puede ser justo lo que buscabas.

Sin embargo, puede que prefieras realizar fotografías con una luz más suave, natural y uniforme.

FJ80II-flash-resultados-universal-excelente
Foto de retrato con flash Westcott <a href=

En ese caso necesitarás compensar el lateral menos iluminado con un reflector.

El mejor esquema de luz para crear un retrato con un solo flash

Uno de los mejores esquemas de luz es el llamado Butterfly. Es un esquema que era muy utilizado en Hollywood en su etapa dorada y es uno de los más utilizados en moda y retratos de belleza. Se llama butterfly porque iluminamos la parte central y quedan los dos lados ligeramente más oscuros.

Para crear este esquema solo se necesita un flash que situamos de frente al sujeto pero un poco más alto que la cabeza del modelo.

Lo primero elige la altura más adecuada para tu flash. ¿Cómo? Los fotógrafos principiantes tienden a subir mucho el foco, lo ideal es que el foco deje una leve sombra bajo la nariz, pero muy corta, si la sombra se empieza a alargar es que has subido demasiado.

El foco no debe estar entre el modelo y la cámara o aparecerá la barra del pie de estudio. Colócate con la cámara ligeramente hacia la izquierda o la derecha y haz que tu modelo mire de frente a la luz.

Utiliza un beauty dish o un softbox. Lo ideal es trabajar con una luz que no sea muy dura.

Para suavizar sombras no deseadas quizá debajo del mentón o en un lateral utiliza un reflector para rellenar de luz y suavizarlas. El modelo puede sujetarlo, aunque si quieres mostrar sus manos, siempre puedes optar por un pie de estudio.

Modelo sujetando un reflector

¿Conoces los reflectores curvos? Los reflectores curvos son fantásticos para la fotografía de retrato ya que reflejan la curva en el ojo y queda un efecto muy natural.

El efecto queda así: a la izquierda sin reflector y a la derecha los diferentes efectos dependiendo de si utilizamos la parte plateada, blanca o dorada.

¿Qué necesito para fotografía de retrato con dos flashes?

Lo primero obviamente son dos flashes. Para fotografía de retrato no necesitas mucha potencia. Con dos flashes de 80W es suficiente. A veces pensamos que necesitamos flashes de 300W y gastarnos grandes cantidades de dinero. Sin embargo, es mucho más útil y ofrece grandes ventajas trabajar con un flash multi pin como es el flash Westcott FJ 80II Multi y S (Sony) compatible con el sistema de radio de la mayoría de las cámaras y su versión dedicada FJ80S para Sony.

Softbox: difuminan la luz de forma más uniforme y homogénea o

Paraguas de fotografía: son más ligeros, manejables y necesitan menos potencia.

-Pies de estudio para los flashes

-Fondos de estudio, no hace falta gastar mucho, pueden ser fondos de papel.

¿Cómo sincronizar dos flashes para fotografía de retrato?

Lo primero es encenderlo. Para eso solo hay que dejar presionado el botón de encendido e ir al menú principal. Si ya lo tenemos encendido, solo hay que ir al icono casita (home) y ahí tenemos el menú principal.

En el menú principal hay 4 opciones:

menu principal de flash Westcott

-Host o Modo Maestro

-Client o Modo cliente si queremos trabajar con el flash fuera de la cámara

-Speedlight si queremos trabajar con el flash en la cámara.

-Settings para funciones adicionales

Vamos a utilizar el modo host o maestro que es el que nos permite trabajar con otros flashes de la marca Westcott 80II S en este caso.

En la pantalla táctil podemos ver arriba a la izquierda la marca de la cámara (A en la foto). Si pulsamos irá cambiando hasta que localices tu marca. También puedes hacerlo con las flechas azules que hay en la parte inferior de la pantalla.

Siguiendo la zona superior de la pantalla, después de la marca de la cámara tenemos el canal (CH). Elige el que quieras, pero recuerda que todos los flashes que utilices, en este caso el segundo, deben estar en el mismo canal. Justo después tenemos el grupo (GR) en el que estará este flash como maestro.

Por defecto el flash viene en el grupo A, en cualquier caso, solo tenemos que pulsar GRA y ya estaremos.

A continuación, pasamos a la parte central de la pantalla (C en la fotografía). Pulsamos la A y continuación en la M. Así puedo cambiar el modo de uso de este grupo A de manual a otros modos.

También podemos cambiar la potencia que en la fotografía estaría en 3.0. Lo podemos hacer, como todo lo demás, pulsando sobre la cifra o con las flechas azules.

El último cuadro es para la luz de modelado, muy útil cuando estamos realizando fotografía de retrato. La activamos y de nuevo pulsando o en las flechas podemos modificar su intensidad, por ejemplo podemos dejar 2 como cifra media.

Abajo tenemos otra franja de comandos (D en la fotografía). El primero es para los modos de sincronización.

Si escogemos la H con la flecha estamos escogiendo el modo sincronización de alta velocidad. Merece la pena recordar que este flash es capaz de trabajar con una velocidad de 1/8000.

Con el flash Westcott FJ80II-S el ángulo de proyección de la luz se puede modificar en el siguiente botón, el central de la fila (D). Así puedes ampliar o disminuir el foco. Algo así como hacer zoom con la luz.

Por último, más a la derecha podemos activar o desactivar el destello. Lo dejaríamos desactivado.

Como tenemos un segundo flash, este segundo debemos ponerlo en modo cliente.

En la parte superior en lugar de elegir la cámara, elegiríamos TTL (A), ya que en la cámara tenemos el maestro. Luego indicamos el mismo canal y grupo que el anterior.

En la parte central nos permite modificar la potencia en pasos o en décimas. Pulsamos el número correspondiente y con las flechitas subimos o bajamos la potencia.

Por último, podemos ponerlo en manual o en TTL y de nuevo podemos modificar en pasos o en tercios. Podemos modificar la función ángulo de la luz y activar la luz de modelado.

Ahora ya tenemos los dos flashes activos: El flash maestro en comunicación con las cámaras y el cliente en comunicación con el maestro.

Un detalle más: Si tienes una cámara que no sea de las reconocidas por Westcott como por ejemplo Pentax, no te olvides ir a los settings del menú principal y activar el botón SYNC-X en posición ON.

¿Cómo colocar los flashes en fotografía de retrato?

Con dos flashes tienes muchísimas más posibilidades y por lo tanto debes elegir el esquema de luz que más se adecue a tus circunstancias. Por un lado puedes centrarte más en el sujeto y por otro, puedes dedicar parte de esa luz a potenciar el fondo.

Vamos a ver algunos de los esquemas más utilizados.

1. Iluminación Clamshell: básicamente es la Butterfly con luz de apoyo.

Si ya partimos de un flash con iluminación butterly, con la luz principal por encima del modelo, ahora simplemente tenemos que colocar el otro flash por debajo del mentón, con una intensidad más baja.

Como hemos dicho, esto también se puede hacer con un reflector o reflector curvo. Si sustituyes el segundo flash por el reflector curvo, puedes utilizar el segundo flash para separar al sujeto del fondo iluminándolo a contraluz y creando reflejos en su pelo.

2. Iluminar el sujeto y el fondo

Si queremos dejar el fondo totalmente iluminado, podemos utilizar un flash a 45º del sujeto y colocar el otro detrás del sujeto para iluminar el fondo. Así, si por ejemplo hemos utilizado un fondo blanco, obtendremos un fondo totalmente blanco.

3. Iluminar el sujeto a 45º y compensar sombras

Otro de los esquemas más clásicos consiste en utilizar un flash como luz principal a 45º del sujeto y utilizar el segundo como luz de relleno. Es un flash con menos intensidad que el principal, aunque está situado a la misma distancia del sujeto. Se trata de suavizar las sombras del flash principal, pero no de eliminarlas. Así tendremos un retrato natural, cercano y amable.

4. Rellenar de frente

Si seguimos con la luz principal a 45º del sujeto y no nos gustan mucho las sombras, podemos situar el segundo flash justo en frente del sujeto. Eso sí, debemos utilizar una intensidad menor y utilizarlo como flash de relleno. Lo interesante es que suaviza mucho las sombras, pero sin eliminarlas. Es muy importante que no tengamos la tentación de hacer justo lo contrario, utilizar la luz frontal con una mayor intensidad, como luz principal y el flash que hemos colocado a 45º como luz de relleno.

Con este esquema de luz en el que rellenamos de frente seguiremos teniendo un lateral un poquito más oscuro que el otro. Si no nos gusta el resultado, como decimos, no aumentes la luz del flash central, sino que puedes completar con un reflector en el lateral menos iluminado.

5. Rellenar a 90º

Por último, si prefieres marcar el contorno de tu modelo puedes utilizar la luz principal a 45º del sujeto y colocar la luz de relleno en el lateral opuesto a 90º. Así, suavizarás las sombras, pero también marcarás el rostro.

Si en lugar del segundo flash, prefieres rebotar la luz con un reflector a 90º te será más fácil que con cualquier de los esquemas anteriores.

Como puedes ver con muy pocos recursos y un flash versátil multipin que puedas utilizar con cualquier cámara podrás crear distintas combinaciones para crear retratos profesionales de forma sencilla, económica y muy efectiva donde la creatividad y la sencillez van de la mano.

 

Autor N. C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *