Desde los aficionados a la fotografía hasta los más expertos todos pueden decir que un punto importante dentro de este arte es el transporte del equipo fotográfico. En el mejor de los casos el fotógrafo necesita llevar consigo una cámara pesada y delicada, y en el peor, una enorme variedad de objetivos, accesorios de iluminación, trípodes, etc.

Esto puede convertir el transporte en un auténtico desafío, sobre todo teniendo en cuenta que la fotografía es una afición que nos anima a ir constantemente de un sitio a otro. Por eso tiene una especial importancia saber cómo elegir una buena maleta de fotografía.

El clima del lugar al que viajemos, el tamaño del equipo que queramos llevar, el presupuesto del que dispongamos o incluso nuestro estilo personal, todos son factores a tener en cuenta a la hora de adquirir un buen transporte para nuestra cámara y accesorios, pero aquí te explicamos cómo tomar la decisión de la forma más eficaz.

Lo más importante para tu cámara: la protección

Golpes, arañazos, polvo, agua, humedad… Por más cuidado que pongamos hacia nuestro equipo, si no contamos con un sistema de transporte de buen nivel es inevitable tener algún percance de vez en cuando, y es que el material con el que trabaja un fotógrafo además de caro, es sensible y delicado. Y cada vez más costoso de reemplazar.

En un principio puedes llevar tanto tu cámara como el resto del equipo fotográfico en una maleta o mochila cualquiera, un bolso o incluso una bolsa de supermercado, pero con material tan delicado y caro, siempre es conveniente encontrar una forma de transporte más cómoda y sobre todo segura.

Los equipos de transporte profesional para fotografía, como las famosas maletas Think Tank, suelen incluir acolchados para proteger las zonas más vulnerables de nuestro equipo, plásticos rígidos moldeados para defenderlo de los golpes y al estar especialmente hecho para transportar este tipo de material, normalmente incluye los compartimentos y los divisores perfectos para llevar tu cámara y cualquier accesorio de forma ordenada y sobre todo protegida. Por lo tanto es la opción perfecta para moverte de forma cómoda y segura con tus preciados objetivos y herramientas.

Tipos de maletas, mochilas, bolsos, bandoleras para equipo fotográfico

Si ya te has puesto manos a la obra a buscar el transporte perfecto para tu cámara es posible que te hayas sorprendido de la gran variedad de posibilidades que hay. Las marcas pueden incluir desde pequeños y discretos bolsos de mano acolchados hasta auténticas maletas de viaje en las que podría caber toda tu ropa además de espacio para cámaras y demás equipo delicado. Pasando por más de diez variedades de tamaños intermedios.

Lo bueno de toda esta variedad es que con total seguridad puedes encontrar el modelo perfecto para ti y el uso que le vayas a dar. A continuación tienes un breve resumen de los tipos de mochila más comunes que hay para que puedas elegir una buena mochila fotográfica adecuada a tus necesidades particulares.

Maletas de fotografía

En nuestra opinión es el mejor y más espacioso método de transporte, pero también el más incómodo. Nos permite transportar un equipo fotográfico al completo (cámaras, objetivos, trípodes, focos, reflectores, banco…) Pero es algo que tendrás que llevar de un asa con ruedas o colgada a la espalda con un buen peso. Suelen ser más rígidas o duras como las maletas Pelican que comentábamos, pero la protección es mayor.

Es una opción muy útil y, combinada con otro tipo de bolsas, podrás llevar tu equipo de fotografía de viaje de forma segura y protegida, usarlo en una sesión intensiva, y luego sacar lo que más vayas a necesitar para llevarlo junto a ti. Huelga decir que todas estas opciones están acolchadas y ponen un gran énfasis en proteger nuestro material fotográfico para que llegue a nuestro destino en perfecto estado.

Fundas de fotografía

Las fundas son el tipo más pequeño y sencillo, normalmente tienen el espacio justo para una cámara con el objetivo fijado o intercambiable como compactas o pequeñas sin espejo (Mirror Less) y algún pequeño accesorio como baterías de repuesto o unas tarjetas de memoria adicionales. Al ser pequeñas, las fundas son la manera de transporte más cómodo, pudiendo colgártelos al hombro, o de una mochila más grande o bien del cuello. Suelen tener un ligero acolchado o bien ser de neopreno para evitar golpes y humedad.

Funda de fotografia Vanguard

Sus principales ventajas son poder sacar la cámara lista en pocos segundos y no ir muy cargados.

Bolsa de hombro

Estas bolsas son el modelo directamente mayor a los bolsos y permiten llevar cómodamente una cámara con algunos objetivos, baterías, tarjetas de memoria y sus cables.

Bolsos de fotografia

Especialmente útil para transportar todo tu equipo básico a la altura de la mano para sacarlo rápidamente.

Mochilas fotográficas

Si quieres llevar realmente todo tu material esto es lo que vas a necesitar, con espacio suficiente para un par de cámaras, todos los objetivos que puedas necesitar e incluso un trípode plegable y un foco te recomendamos una buena mochila fotográfica. Una mochila te permite llevar todo el equipo menos el más grande y profesional, aunque depende del modelo elegido.

Mochilas de fotografia

Dentro de esta categoría podemos distinguir entre las de espalda, más cómodas pero menos accesibles. Y las bandoleras, que podemos colocar fácilmente al alcance cómodo de nuestra mano para sacar una foto con prisa, pero no tienen tanta capacidad de almacenaje. Entre los nuevos modelos que presentan marcas como Vanguard, Lowepro, Manfrotto, entre otras incorporan bolsillos laterales de acceso más rápido así como acceso al compartimento principal desde la espalda, lo que facilita sacar los objetivos más grandes o cámara. El sistema hace que se pueda girar la mochila desde la espalda, sosteniéndose con la correa de la cintura, sin necesidad de tener que bajarla al suelo alargando el tiempo.

El tamaño del equipaje y el de nuestro equipo de fotografía

Con todas estas opciones puede ser algo complicado saber cual es la perfecta para ti, pero normalmente es fácil decidir si tenemos en cuenta los dos factores principales a la hora de viajar como fotógrafos: el tamaño de lo que quieres llevar (obviamente si necesitas todo un set de fotografía no te queda otra que usar una maleta tipo Peli) y la zona del mundo a la que vayas a ir.

Si tenemos que llevar una gran cantidad de accesorios no sirve de nada intentar que todos entren en una mochila más pequeña, solo conseguirás que haya más riesgo de que se rompa o estropee por no dejar espacio para que el acolchado proteja el material.

Calcula el equipo de fotografía que utilizas y el que sueles llevar cuando sales a practicar. Si te va bien con una cámara, algún objetivo y accesorios, una funda o una bolsa de hombro son una buena mochila fotográfica, si quieres llevar más objetivos debes pensar en una bolsa de hombro grande o una mochila, y si necesitas focos y reflectores quizás sea mejor una maleta de fotografía con ruedas o trolley.

Ten siempre en cuenta que puedes llevar unas bolsas dentro de otras, de forma que lleves todo tu equipo pero posteriormente si quieres salir a tomar algo y llevar la cámara no tengas por que ir con una maleta a cuestas.

La hostilidad del entorno fotográfico

Este es también un punto importante a la hora de elegir nuestro transporte para equipo fotográfico. Todas las mochilas y fundas profesionales están bien acolchadas y protegen de forma adecuada la cámara, pero esto es en entornos normales. Si vamos por ejemplo a un pico de montaña o incluso a un lugar de gran lluvia puede que el acolchado y una impermeabilidad media no sean suficientes para proteger el equipo.

transporte equipo fotográfico

Los métodos de transporte medios suelen estar fabricados con telas repelentes al agua, otros modelos más avanzados incluyen fundas extraibles para cuando llueve y plástico rígido en los lugares más propensos a golpes para evitar daños al equipo situado en su interior, pero su impermeabilidad no es de un cien por cien y su protección es contra golpes normales y no para llevarlas a una cumbre de montaña, ni meterlas en el agua.

Por ello, si eres un fotógrafo de acción y entornos salvajes quizá prefieras un sistema de transporte que haga especial hincapié en proteger el equipo de peligros como la nieve, lluvia de gran fuerza, arena o barro.

Si esto puede ser un problema para ti, existen marcas como LowePro, que producen mochilas especialmente diseñadas para entornos hostiles y protegerse contra las inclemencias del tiempo. .

Otros puntos importantes a la hora de decidirnos por una u otra maleta

A la hora de saber como elegir una buena maleta de fotografía, bolso o maleta fotográfica existen otros factores secundarios que también deberías tener en cuenta, como por ejemplo el precio o su diseño.

Con respecto al precio, como en todo, existen distintas gamas y puedes elegir más extras por un precio mayor o un diseño más austero para ahorrar a la hora de comprar. Pero debes tener en cuenta que el precio lo estas invirtiendo en proteger algo aún más valioso y que posiblemente sea tu herramienta de trabajo. No es conveniente ir directamente a por el modelo más barato sin comprobar antes que de verdad tenga el tamaño y protección adecuados para el uso que vayas a darle.

Además, si eres aficionado a la moda, tienes que cumplir con una etiqueta en tu trabajo o sencillamente te gusta ir conjuntado, también tienes una buena variedad de diseños y colores entre las marcas de bolsas para transporte fotográfico profesional.

Esto último puede ser tan importante como el resto de factores anteriores, ya que vas a tener que convivir con tu bolsa, que menos que tener una bolsa que te agrade. Marcas como Vanguard tienen una gama tan amplia que no solo dan a elegir entre niveles de protección y espacio de almacenaje si no que puedes encontrar distintos diseños que se ajusten más o menos a tu estilo.

Algunos modelos de bolsos con estilo propio:
Vanguard Alta Rise en tres medidas 28, 33 y 38

Vanguard Alta Rise 33 interior

Bolsa Vanguard Havana 21
Manfrotto Bolsa Pixi Messenger Gris en color negro también disponible.

Bolsa Manfrotto Pixi Messenger

 

Algunas mochilas interesantes con acceso al equipo desde la espalda:

Mochila Manfrotto RedBee 210 PL

Mochila Manfrotto RedBee 210

Mochila Sedona 41en varios colores y modelo 45 y 43 (Bandolera).
Lowepro Photo Hatchback BP 150 AW II en Negro o Azul

Mochila Lowepro Whistler BP 350 o 450 AW con compartimento extraible y máximo espacio

Mochila Lowepro Whistler BP acceso espalda

Para llevarlo todo comodamente sobre ruedas sugerimos:

 

Como elegir una maleta Trolley theralder 51T

Marcas recomendadas para tu próxima mochila, bolso o funda fotográfica:

Como en todo, en el mundo de las mochilas profesionales para fotografía, hay marcas que, valga la redundancia, marcan una diferencia. Si estás dispuesto a invertir algo más, a cambio de mejores materiales y calidad en general, existen marcas que ya tienen un nombre en este mundo.

Vanguard: Esta marca incluye una gran calidad de modelos con una muy buena relación calidad precio. Si no buscas nada muy excepcional puede ser una marca perfecta para ti, con un diseño también de buen nivel, Vanguard combina un precio asequible con las mejores costuras y tejidos y calidades para que tu equipo esté siempre seguro sin importar su tamaño.

Bolsa Vanguard Havana 21

Manfrotto: Caracterizadas por un diseño casi ejecutivo, las mochilas de Manfrotto pasan desapercibidas pero siguen incluyendo compartimentos y opciones para guardar todo nuestro equipo con acolchados de una gran calidad y un fácil acceso al material. La marca tiene un modelo sencillo pero atractivo de cada tipo de mochila para que podamos llevar nuestro equipo, desde una cámara hasta todo un estudio portátil, siempre con estilo y a un buen precio.

Lowepro: Creada en el 1972 por un fotógrafo de acción, esta marca es algo más cara que el resto pero no sin motivo. Lowepro ofrece la máxima protección para tu equipo, vayas a la nieve o al desierto. Con costuras de primera calidad y sistemas de invención propia para evitar cualquier tipo de daño del clima en nuestra cámara.
La marca además vende una gran cantidad de accesorios para la fotografía más hostil y todo ello en distintos modelos y colores. Si no te importa invertir algo más en unos resultados espectaculares, esta es la marca líder a la hora de ir a climas hostiles a practicar el arte de la fotografía.

Conclusión:

El transporte de nuestro equipo de fotografía es un tema realmente importante y que no puede tomarse a la ligera. Por suerte hay gran cantidad de marcas que están al día en ofrecernos un excelente bolso, funda, mochila o maleta de transporte de todos los tamaños y para todos los tipos de accesorios, un lujo para nuestra cámara.

No es conveniente escatimar en precio a la hora de proteger un equipo tan caro, aunque debemos plantearnos bien cuál es nuestro objetivo, pues si vamos a hacer fotografía de ciudad, no necesitaremos protección especial contra las lluvias torrenciales, la arena, nieve o el polvo.

En definitiva, a la hora de como elegir una buena mochila fotográfica, lo más importante es que podamos tener nuestro equipo protegido y en buen estado, siempre a mano para una toma impresionante sin tener que preocuparnos de nada más que lo importante: la fotografía.

Todos los derechos reservados. Texto y fotos. Foto321.com