Características clave de un flash compacto:

Montaje en zapata.

Los flashes compactos se montan en la zapata de la cámara.

Alimentación

Los flashes compactos suelen funcionar con baterías, generalmente baterías AA o baterías recargables específicas del modelo.

Esto los hace portátiles y fáciles de usar en cualquier ubicación.

Control manual y automático

Los flashes compactos ofrecen la flexibilidad de ajustar manualmente la potencia del flash y la dirección de la luz.

TTL (Through-the-Lens)

Muchos flashes compactos cuentan con la tecnología TTL, que permite la medición y ajuste automático de la potencia del flash según la luz ambiente y la exposición de la imagen.

Sincronización con la cámara

Los flashes compactos se sincronizan con la cámara a través de la zapata o mediante un cable de sincronización.

La sincronización es esencial para asegurar que el flash se dispare en el momento adecuado.

Durabilidad y tamaño compacto

Estos flashes son relativamente pequeños y livianos, lo que los hace ideales para llevarlos consigo.

Modificadores de luz

Muchos flashes compactos son compatibles con modificadores de luz como difusores, softboxes y sombrillas, lo que permite suavizar y dar forma a la luz según las necesidades del fotógrafo

Campos de utilización

Los flashes compactos son ampliamente utilizados en una variedad de situaciones fotográficas, desde retratos y fotografía de eventos hasta fotografía de productos y fotografía de naturaleza.